Lucas el evangelio del Salvador “EN BUSCA DE UN DESTINO” Lucas 15:11-31

 

 

LUCAS EL EVANGELIO DEL SALVADOR “EN BUSCA DE UN DESTINO”

 

INTRODUCCION:

 

TEXTO: Lucas 15:11-31

TEMA: Jesús cuenta esta parábola, junto con las de la oveja y la moneda perdida; con el propósito de ilustrar a los fariseos que lo criticaban por “recibir a los pecadores y comer con ellos” que hay más alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente, que se vuelve a Dios: El destino de todos los hombres. Que por hombres justos que no necesitan hacerlo.

 

¿Cómo podemos apreciar profundamente esta verdad, en el pasaje de la parábola del hijo prodigo?

 

Hay tres momentos en la parábola del hijo prodigo que respaldan el argumento de Jesús.

  1. UN DESTINO SIN DESTINO: LIBERTAD SIN LÍMITES. VV.11-16
  • Un destino sin destino fue el que eligió el hijo prodigo se dejo llevar por los impulsos de su corazón. Opto por su libertad. Pidió a su padre la parte de su herencia y se marcho.
  • En la época de Jesús, cuando un hijo solicitaba a su padre una parte de la herencia familiar mientras el padre estaba en vida, con salud y fuerzas, era como expresarle sus deseos de muerte. El padre habrá tenido una expresión fuerte de rechazo de parte de su hijo menor, el cual al partir a tierras lejanas con todo lo que tenía, incluido su herencia, manifestaba abiertamente sus deseos de no regresar nunca más. (Mundo Hispano)
  • Este muchacho se alejo de su padre, se alejo de todo lo que pudiera restringirlo de todo lo que lo limitara; se fue en busca de su destino, sin tener claro a donde ir.
  • Estaba seguro, tenia dinero, no tenia de que preocuparse; podía disfrutar de la vida, tenia bastante. Por eso de algún modo se sentía seguro.
  • Se libró de su padre, muy seguramente de las obligaciones y tareas que le correspondían en la casa de su padre; se libró de responsabilidades y elaboró su propio sistema de valores: ¿cuál? ¡!!!! No hay reglas!!!!!
  • William Bulger dijo: “No hay mejor medida de lo que una persona es que lo que hace cuando tiene completa libertad de elegir”
  • ¿No estamos o hemos estado nosotros en la misma condición? Tratando de vivir a nuestra manera, bajo nuestros propios estándares y sistema de valores.
  • Muchos hoy se dejan llevar por lo que sienten, si se sienten bien es porque seguro están bien, son hedonistas, el placer es su mentor y guía.
  • La verdad se volvió algo relativo, no hay verdad absoluta, nadie tiene toda la verdad, cada uno tiene una parte de la verdad. Entonces si tu verdad esta bien para ti, estas bien. Mientras no le hagas mal a nadie, en realidad no hay problema. Este nuevo sistema de valores, no es nada más que un desafío abierto a cualquier tipo de autoridad y sistema tradicional de valores. El asunto es que como van las cosas, no hemos calculado el precio de este novedoso andamiaje ético.
  • Muchos hoy salen en busca de algo que no saben que es, no tienen claro para donde ir. Solo saben que no quieren que nadie los restrinja ni los controle. Por eso no quieren tener nada que ver con Dios, ni con algo que se relacione con Dios. Están buscando librarse de Dios. Entonces han inventado que Dios no existe, solamente para acallar sus conciencias y evitar la culpa. Han declarado que si por alguna razón Dios existió hace mucho tiempo murió. Hay ateos no porque Dios no exista, sino porque estas personas no se han podido relacionar con El.
  • Se han librado de Dios, esa es la libertad que muchos quieren: librarse de Dios y de todo lo que les imponga fronteras.
  • Su libertad, la del hijo pródigo lo alejó de lo que mas amaba, lo alejó de su padre y del Dios de su padre, lo alejó de su verdadero destino.
  • Su libertad lo llevo a sufrir. El dinero se le acabó, sus amigos ya no estaban con el, comenzó a tener hambre, comenzó a sentirse vació, sin significado, inseguro, confundido. Quedo solo. Con un empleo miserable: cuidando cerdos. Estaba tan mal que no podía ni siquiera comer las algarrobas de los cerdos.
  • Hendriksen dice al respecto: Un judío apacentando cerdos, animales inmundos (Lv.11:7), ¡Qué desgracia! ¡Qué humillación! ¿No era algo común entre los judíos este dicho: “Que la maldición caiga sobre el hombre que cuida cerdos”?
  • ¿Sabes? Nuestro pecado tiene consecuencias. Si, eres libre; pero cuidado en como usas tu libertad, como dijo: Gustave le Bon “La libertad, la mayoría de las veces no es para el hombre mas que la facultad de elegir la esclavitud”
  • Este fue un momento difícil para este muchacho, había caído bajo muy bajo, su libertad y su comprensión equivocada de la libertad lo llevaron al destino que enfrentaba en ese momento, no era ese el destino que en realidad buscaba. Por lo menos, no lo calculó de esa manera.

¿Cuál es el otro momento que enfrenta este muchacho?

 

  1. ENTENDIENDO SU DESTINO: DANDO LA CARA A LA VERDAD VV. 17-19
  • Max Lucado ilustra este momento en un o de sus libros “ Seis horas un viernes”

Algo le dijo que este era el momento de –y para- la verdad.

Miro en el agua. La cara que vio no era agradable; llena de lodo e hinchada.

Quito la mirada. “No pienses en eso tu no estas peor que los demás. Las cosas mejoraran mañana”

Las mentiras esperaban un oído receptivo. Siempre lo hacen. “No esta vez”, murmuro, y miro fijamente su reflejo. “Cuan bajo he caído”. Sus primeras palabras de verdad.

Se miro a los ojos y pensó en su padre. “Ellos siempre dijeron que yo tenia sus ojos”, pensó. Podía ver la mirada de dolor en la cara de su padre cuando le dijo que se iba.

“Cuanto te debo haber herido”.

Una herida zigzagueante cuarteo el corazón del muchacho. Una lagrima salpico en el agua. Otra siguió pronto. Luego otra. Entonces se rompió. El enterró su cara en sus manos sucias mientras las lágrimas hicieron lo que las lágrimas hacen tan bien, ellas vaciaron su alma.

Su cara todavía estaba húmeda cuando se sentó al borde del agua. Por primera vez en mucho tiempo pensó en casa. Los recuerdos lo conmovieron. Los recuerdos de risas en la mesa a la hora de la cena. Los recuerdos de una cama acogedora. Los recuerdos de tarde de verano cuando se sentaban en la terraza con su padre escuchando el cantar hipnótico de los grillos.

“Padre” dijo en voz alta mientras se miraba. “Ellos decían que yo me parecía a ti. Ahora ni siquiera me reconocerías. Oye! realmente te falle!!

El se puso de pie y empezó a caminar. Así que el hijo prodigo dio sus primeros pasos a casa. Estaba listo para pedir perdón.”

  • Era el momento de la verdad para este muchacho. Era el momento de reconocer que había pecado, que había ofendido a Dios y a su padre.
  • Este es en realidad un momento muy difícil, reconocer, enfrentar la verdad de lo que han sido nuestras vidas. Reconocer que hemos pecado y que no merecemos nada. Reconocer que nuestro pecado, deformó lo más valioso que tenemos. La imagen de Dios en nosotros. Muchos de nosotros llegamos a un momento en nuestras vidas como bien lo expresa Max Lucado, en que ni Dios ni nuestras familias son capaces de reconocer en lo que nos hemos convertido. El pecado hace muy bien ese trabajo. Simplemente nuestro ser, queda completamente destruido!!
  • Es difícil porque nos creemos buenos, por tanto creemos que merecemos que Dios nos mire con agrado. Que no estamos mal, otros están peor, en fin, un sinnúmero de justificaciones que lo único que logran es dificultar mucho más nuestra situación.
  • Pero Dios piensa distinto veamos Romanos 3:9-18 y 23.
  • Esto es algo que nos cuesta trabajo reconocer, pero si queremos un destino diferente, si queremos la salvación necesitamos reconocerlo y arrepentirnos, sin arrepentimiento no hay salvación. El hijo prodigo reconoció esto y se arrepintió, reconoció que había ofendido a Dios. Este es verdadero arrepentimiento.

El Tercer momento en la vida de este muchacho es determinante:

  1. EL DESTINO VERDADERO: EN LOS BRAZOS DE SU PADRE. VV.20-24
  • El hijo prodigo regreso a su verdadero destino, estar en la casa de su padre, su padre lo vio y se compadeció. El muchacho pidió perdón y su padre no desprecio su arrepentimiento.
  • Pidió la mejor ropa para su hijo, le dio nuevas ropas y puso un anillo en su dedo: símbolo de autoridad y sandalias en sus pies símbolo de libertad. El no esperaba esto pero fue lo que su amor y misericordia le regalo.
  • Dios no desprecia un “corazón hecho pedazos” un corazón arrepentido, la alegría de Dios es ver que alguien que no merece la salvación, que ha pecado reconoce su pecado y se arrepiente y se vuelve a El.
  • Dios le dará ropas nuevas, una nueva naturaleza, autoridad y libertad. Hará una fiesta en el cielo. Si tú te arrepientes y tomas la decisión de bautizarte para el perdón de tus pecados es lo que va a pasar.
  • Hechos 3.19 es una promesa de tiempos de descanso, pero para quien se arrepiente y se vuelve a Dios.
  • Pero hay una parte triste en esta historia y es la del otro hijo, el hijo mayor el que se indigno por el recibimiento que su padre le hizo a su hermano. Veamos el v 25-32
  • Este muchacho estaba tan alejado de su padre como su hermano. Su hermano se había alejado de su padre por sus pecados, pero este estaba lejos por sus buenas obras. El creía que merecía una fiesta mucho mejor que la de su hermano, no entendió la compasión de su padre. No entendió que era el amor de su padre lo que lo tenía allí. Esta parábola estaba dirigida a los fariseos en especial esta parte, su religion era incompasiva e irracional guiada por el legalismo pero no por la gracia y la misericordia de Dios. Su religión era tan radical que no permitía que la gente se acercara a Dios y recibieran el perdón. Eso es algo que ciertamente entristece a Dios.

 

CONCLUSIÓN: Nuestro destino está en los brazos de Dios, nuestro destino es regresar a El y ser lo que el planeo que fueramos: portadores de su imagen y semejanza, nuestro propósito glorificarlo y honrarlo. Nuestro destino es Dios y no hay que buscarlo, El nos esta buscando y solo espera una respuesta de parte nuestra. Porque como dijo Jesús: “Hay mas alegría en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentirse”

Related articles

tropiezo

Lucas 17:1-10 EL EVANGELIO DEL SALVADOR – Inevitables son los tropiezos

INTRODUCCIÓN   Texto: Lucas 17:1-10 Tema: En un texto que es claramente relacional, Jesús instruye a sus discípulos con respecto a la inminencia de los tropiezos, la profunda importancia y necesidad de la fe y el cumplimiento del deber.   Desarrollo Cada uno de estos temas, guardan una estrecha relación entre sí, no son independientes […]

Read more »

No temas, sigue hablando y no calles Hechos 18:1-17

Predica del Libro de hechos, serie que hablen los primeros cristianos. Hechos 18:1-17 Related PostsLucas el Evangelio del Salvador. ¿Quíenes son mi madre y mis hermanos?LUCAS EL EVANGELIO DEL SALVADOR “LOS ENVIADOS DEL SALVADOR”Firmes en la Enseñanza Hechos 2:41-57 El Evangelio del Salvador -La provisión del Salvador Lucas 9:10-17Predica la Palabra hechos 17:1-15La maldad del […]

Read more »

Calendario

septiembre 2018
L M X J V S D
« ago    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930