Sermón del Evangelio del Lucas 8:16 Orlando Rocha

LUCAS EL EVANGELIO DEL SALVADOR

LA LUZ DEL EVANGELIO

 

INTRODUCCIÓN

El evangelio por su misma naturaleza es imposible de ocultar; de hecho el llamado de Jesús a sus discípulos es el de ser luz de mundo. Es indiscutible que nos encontramos en un momento bastante difícil como sociedad; el evangelio necesita ser predicado y conocido por cada persona si en verdad queremos un mundo distinto. No lo podemos esconder.

 

Texto: Lucas 8:16-18

Tema: Jesús expresa la imperante necesidad de dar a conocer el evangelio, de no esconderlo.

 

Desarrollo

Este texto de Lucas tiene su paralelo en Marcos 4:21-25; en ambos textos aunque a diferentes audiencias; la necesidad es la misma. La luz del evangelio no es algo que se deba ocultar ni oscurecer. El evangelio necesita alumbrar a las naciones.

 

  1. No se enciende una luz para ocultarla. Vv. 16-17
  • Este párrafo es una clara advertencia de que el llamado de Dios y el hecho de recibir su palabra es para que a su vez cada uno que haya recibido la luz de la palabra, la transmita. Es el ejemplo práctico de que cuando las personas siguen a Jesús se transforman en sus discípulos, que son hechos a su vez pescadores de hombres como él mismo lo dijo cuando llamó a los pescadores que serían en adelante sus discípulos, en San Lucas 5:10. (Mundo Hispano)
  • Nada en la naturaleza del evangelio, hace posible que este se oculte. Es una luz que necesita estar en lo alto para ser vista por cada uno de los seres humanos creados a imagen y semejanza de Dios. Todos necesitamos el evangelio y el evangelio debe ser predicado a todos.
  • En la Biblia el evangelio ha sido bien enseñado y expuesto. La Biblia expone de que se trata y el evangelio y como debemos responder a él. Un ejemplo de ello lo encontramos en la misma predicación de Jesús. Mateo 4:17 y de sus apóstoles. 1 Corintios 15:1-5
  • También encontramos claramente expuesto como se debe responder al evangelio. Hechos 2:38. La Biblia es clara en ese sentido. El contenido del evangelio no está oculto.
  • Es una exhortación a testificar, las verdades que hemos recibido no son para ocultarlas, así como es absurdo encender una luz y colocarla debajo de un cajón o debajo de la cama, así es absurdo que un cristiano oculte su fe y no la comparta.
  • En el contexto cultural, moral y religioso en el que nos encontramos actualmente, el problema en realidad no es que se no se hable del evangelio o no se comparta, sino que se ha ocultado tras una nube espesa de nuevas pseudoteologias y evangelios que en realidad no lo son.
  • El apóstol Pablo se lo advirtió a Timoteo en 1 Timoteo 4:1-5 y 2 Timoteo 4:1-4. Todas estas enseñanzas falaces que Pablo llama “novelerías” han alejado a las personas del verdadero evangelio. En lugar de ser luz, han tejido un manto de oscuridad sobre el cristianismo. Es una luz que resulto ser oscuridad.
  • Algunas de estas falsas enseñanzas son condenadas tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.
  • Teología de la Prosperidad.  Es condenada por Pablo en 1 Timoteo 6:1-10
  • La pseudoprofecia. Jeremías 23:9-18
  • Mormonismo. Gálatas 1:6-9 y cualquier otra enseñanza que se aparte de la sana doctrina.
  • La oración de fe o la oración del pecador. No hay un pasaje bíblico que sustente esta idea como una formula de conversión. La Biblia señala claramente que la conversión es producto del arrepentimiento y el bautismo. Hechos 2:38-41. Fueron añadidos a la iglesia una vez que fueron bautizados, no después de hacer una oración de fe y de recibir a Jesús en el corazón.
  • Es evidente que el evangelio se esta perdiendo en medio de toda esta espesa nube de supuestos evangelios. Nuestro deber es regresar a las Escrituras y exponer de forma seria y responsable la luz del evangelio de manera que traiga luz a las naciones.
  • Mateo 28.18-20. La misión de la iglesia. Hacer discípulos.

 

 

  • A todo el que tiene se le dará. Vv. 18

 

  • Jesús es absolutamente enfático con esta sentencia: A todo el que tiene se le dará y al que no tiene hasta lo poco que tiene se le quitara.
  • Mateo 25:29. Esto es una ley inalterable de Dios. Dios da a la persona que muestra disposición de recibir y de usar lo que recibe. Tal persona muestra fruto y producción de lo que ya recibió; ahora Dios le da más. En cambio la persona que no dispone de corazón receptivo, ni produce nada de lo que ya recibió, perderá la oportunidad de recibir más y la utilidad de lo que ya recibió.
  • Mientras más nos apropiemos de la verdad ahora, mas verdad recibiremos en el futuro, si no respondemos ante la escasa verdad que ya conocemos, ni siquiera de ella recibiremos beneficio.
  • El evangelio y las enseñanzas de Jesús son cosas que debemos tomar en serio y con mucha responsabilidad. Vivirlas y comunicarlas de la misma manera. Torcer el evangelio. Comunicar “verdades” que no lo son. Es actuar en contra de la voluntad de Dios, es esconder y ocultar el evangelio. Y el único fruto que esta actitud trae es oscuridad.

 

CONCLUSIÓN

Es profundamente cierto que Dios quiere que todos se salven y conozcan la verdad. La luz del evangelio debe ser conocida por todos. Pero, también es verdad que no todos van a responder al evangelio del modo que Dios espera. La pregunta que obligatoriamente se levanta el día de hoy, es cómo vamos a responder quienes escuchamos el evangelio el día de hoy.